WE ARE VIRTUOSO.

You can add any content in the Side Area, including widgets, links, buttons, social icons, and other elements. Set an additional navigation throughout your site, or embed information that will be available to website visitors regardless of the page they are on.
Follow Us
Back to top
 

Historia de una paciente de lipoláser

Cirugía estética - Consejos

Historia de una paciente de lipoláser

A continuación os cuento una historia real que una de mis pacientes que ha escrito para mi blog, contando su experiencia sobre una liposucción mediante lipoláser que le practiqué hace unos años.

Consejos de una paciente de lipoláser

No soy famosa, ni modelo, ni mucho menos rica, soy simplemente una mujer trabajadora de 42 años de Madrid, que quería volver a tener el vientre plano y unas piernas sin celulitis, como antes de ser madre. Tampoco aspiraba a tener el mismo cuerpo que tenía con 20 años, porque soy realista, los años pasan para todos, pero sí que quería ponerme en bikini y sentirme cómoda. No me gustaba la sensación de lo que veía en el espejo, y eso era una realidad, mi realidad.

La decisión de someterme a una liposucción me llevaba rondando años. Fui madre de mi primer hijo a los 31 años, y de nuevo a los 37. Con mi primer embarazo cogí 12 kilos, que no es lo ideal pero estoy dentro de la media. Mi segundo embarazo fue considerado de riesgo, con lo que estuve de reposo desde la semana 20, así que engordé casi 18 kilos.

Aunque adelgazar no fue un proceso fácil, después de mi primer hijo conseguí volver a mi peso anterior. La lactancia materna y el estrés de adaptarme a mi nueva vida ayudaron. Sin embargo, mi experiencia no fue la misma después de dar a luz a mi segundo hijo. Por problemas personales no pude amamantarle naturalmente ( y como sabéis dar al pecho generalmente se pierde aproximadamente entre medio a un kilo de peso al mes durante los primeros meses), además tuve una depresión postparto, que no me ayudaba para seguir una dieta estricta.

Simplemente soy una mujer trabajadora de 42 años de Madrid, que quería volver a tener el vientre plano y unas piernas sin celulitis, como antes de ser madre.

celulitis lipolaser

Afortunadamente, al año de dar a luz estaba recuperada, al menos emocionalmente. En lo que se refiere a los kilos tenía un sobrepeso de casi 10. Es cuando decidí comenzar una dieta con un endocrino, y apuntarme de nuevo a mis clases de pilates y spinning.

Después de seguir la dieta durante 1 año, seguir cuidándome después y practicar ejercicio regularmente seguía sin estar feliz con mi cuerpo. No era cuestión únicamente de peso, porque de los 75 kilos con los que salí del hospital en esos momentos pesaba 68. Pero es que no conseguía que mi barriga vuelva a su sitio (no cuelgue) y mis muslos no me rozasen cuando caminaba por la playa.

Hablando de este tema con una amiga de la clase de pilates me comentó que ella se había sometido a una operación de lipoláser y que estaba muy contenta con el resultado obtenido. Al principio ni me lo planteé, me daba miedo por los riesgos, todo lo que incluye la palabra “operación” me aterroriza. Por otro lado, los costes económicos, imaginaba que se iban a disparar.

Después empecé a investigar sobre la materia. Por lo visto realizarse este procedimiento es bastante habitual, tiene menor riesgo que una liposucción tradicional y los costes, aunque depende de la clínica podía asumirlos. Volví a hablar con mi amiga y me comentó que ella se lo había realizado con el dr. Vecilla, que era una persona muy experimentada en la materia porque había trabajado también en la unidad de quemados de hospitales y esto, para saber manejar un láser correctamente, era muy importante.

Así que allí me planté, en la consulta del dr. Vecilla, medio aterrorizada y medio esperanzada. Los miedos se disiparon en cuanto el doctor empezó a hablarme y contarme su experiencia y cómo se realiza una operación, cada uno de los pasos que conlleva y las etapas. En realidad, empezó a dibujarlas porque también es pintor.

Ese día me dejó claro “ es importante que tengas unas expectativas realistas, un lipoláser no hace magia. Cuando salgas de la clínica seguirás sin tener el cuerpo de una modelo y tampoco es una operación para adelgazar. Lo que haré es quitarte ese michelin del vientre que no logras bajar y extraer los nódulos de grasa del interior de tus muslos”. Recuerdo reírme y responderle “… Dios mío, ¿puedes agregar 6 centímetros más a la longitud de mis piernas también?”.

 

El cirujano tenía razón, había factores importantes que necesitaba entender y comprometerme y por eso los comparto, porque a medida que leo más y más sobre el lipoláser en Internet, me doy cuenta de que la gente no tiene información sobre el proceso. No soy médico, pero he experimentado todo el proceso.

Aquí os dejo mis consejos, por si os pueden ayudar:

  • Esta es una operación, aunque de naturaleza estética, hay que ser consciente de ello. El doctor Vecilla practica un sistema de lipoláser que se realiza con anestesia local y sedación suave ( parecida a la de los dentistas y las endoscopias ), de forma ambulatoria. Este sistema, minimiza los riesgos de los pacientes.
  • Los resultados finales pueden demorarse un tiempo, dependiendo de la cantidad de grasa a extraer. El lipoláser practicado, limita el volumen a extraer por sesión aunque si la paciente lo prefiere, se pueden realizar liposucciones de varios litros de una sola vez, eso sí con ingreso hospitalario, ya que la sedación es más profunda.
  • Estarás algo dolorida durante al menos una semana. Ten en cuenta que se han realizado incisiones, extraído fluidos y grasa. Pero podrás continuar con la vida normal de inmediato, sin baja laboral y sin tener que decir nada a nadie.
  • Estarás hinchada, algo que yo me esperaba pero solo en las partes de cuerpo donde me extrajeron la grasa. Sin embargo los primeros días estaba hinchada a nivel corporal en general.
  • Sobre el tema de los analgésicos, puedes tener estreñimiento. El doctor me recetó medicamentos con antelación por mi esto me sucediera.
  • No te peses, de verdad, el peso no es realista y menos después de una operación, que estas reteniendo líquidos.
  • No esperes una transformación de la noche a la mañana. Al menos el dr. Vecilla, me lo advirtió desde el primer momento. Ningún médico acreditado debería poner en riesgo la salud de un paciente al eliminar agresivamente demasiada grasa de su cuerpo en una sola cirugía
  • La liposucción por lipoláser no es la respuesta a un problema de sobrepeso y trastorno dismórfico corporal, sino que ayuda a eliminar la grasa localizada y difícil de eliminar de otra forma, es una herramienta para ayudar a contornear el cuerpo y ayudar con las áreas de depósito de grasa No es una alternativa para rectificar una mala alimentación y cero hábitos de ejercicio.
  • Y lo más importante, la liposucción es cirugía, aunque con el doctor Vecilla sea ambulatoria, lo que significa que debes ir a un médico con una acreditación para realizarla, en este caso deberá ser un Licenciado en Medicina con Especialidad en Cirugía Plástica & Estética. Recuerda, en cirugía lo barato sale caro.

En mi caso la experiencia ha sido muy positiva, y me vuelvo a sentir feliz con mi cuerpo con me miro en el espejo. Aunque eso sí, yo sigo cuidando mi alimentación y realizando ejercicio de forma frecuente.

¿Tienes alguna duda? Escríbeme en mis redes sociales o envíame un email a info@drluisvecilla.com
Please follow and like us: