WE ARE VIRTUOSO.

You can add any content in the Side Area, including widgets, links, buttons, social icons, and other elements. Set an additional navigation throughout your site, or embed information that will be available to website visitors regardless of the page they are on.
Follow Us
Back to top

¿QUÉ ES LA REMODELACIÓN CORPORAL?

El concepto de remodelación corporal consiste en moldear la silueta o zonas concretas del cuerpo a través de diferentes técnicas estéticas. Cada uno de estos tratamientos depende de la zona a tratar y de las condiciones de cada paciente.

Mi experiencia
¿A QUIÉN VA DIRIGIDO ESTE TRATAMIENTO?

La remodelación corporal está orientada a cualquier persona que quiera cambiar alguna parte de su cuerpo. En especial para los siguientes grupos de pacientes:

  • Mujeres después del parto que quieren devolver a su abdomen a la silueta original.
  • Mujeres y hombres que después de una fuerte perdida de peso tienen el pecho caído y quieren reafirmarlo.
  • Mujeres que después de múltiples embarazos desean recuperar su silueta original.
  • Mujeres y hombres que tiene grasa localizada en una zona concreta y quieren trasladarla a otra zona de su cuerpo para aumentarla a la vez que reducen el volumen de la primera.
  • Mujeres y hombres con una forma de vida saludable y activa que a pesar de realizar actividad física de forma periódica no consiguen definir su musculatura.
¿QUÉ TIPOS DE TRATAMIENTOS EXISTEN?

En una primera fase, y a través de una o varias incisiones de 2-3 mm, que se sitúan en zonas poco visibles, se humedece con suero y anestesia la zona adiposa a eliminar. La cantidad de anestesia suministrada daría para eliminar medio litro de cada lado, o un acúmulo abdominal de un litro. Si el paciente desea quitarse una mayor cantidad, se programan varias sesiones separadas por un día o dos.

En una segunda fase, a través de esa incisión se introduce la fibra óptica que conduce la energía láser y se hacen múltiples pasadas recorriendo el compartimento adiposo en movimientos similares a tocar un violín, produciendo una quemadura interna repartida por la zona a tratar.

En tercer lugar, se procede a realizar una liposucción tradicional, extrayendo el tejido adiposo quemado mediante una cánula fría.

Finalmente, ponemos una prenda de compresión (faja específica), que ayuda a cerrar todos los espacios muertos dejados bajo la piel. Esta compresión debe mantenerse varios día seguidos para limitar la posibilidad de inflamación.

El paciente acude a primera cura a los cuatro-cinco días para retirar la faja y quitar los puntos (un punto en cada pequeña incisión). A partir de entonces se comienza un seguimiento con uso continuado de faja y masajes de drenaje linfático las tres-cuatro siguientes semanas. A los seis meses se evalúa el resultado.