WE ARE VIRTUOSO.

You can add any content in the Side Area, including widgets, links, buttons, social icons, and other elements. Set an additional navigation throughout your site, or embed information that will be available to website visitors regardless of the page they are on.
Follow Us
Back to top
 

El origen de la cirugía plástica y reparadora

Cirugía estética - Consejos
origen cirugia plastica

El origen de la cirugía plástica y reparadora

La Cirugía Plástica, Estética, Reparadora o Reconstructiva, según su aplicación y objetivo, se puede definir en términos generales como la especialidad quirúrgica encargada de restablecer la integridad anatómica o funcional del cuerpo humano, alterado por defectos físicos, congénitos o adquiridos.

Los orígenes de la misma se sitúan en torno al segundo milenio antes de Cristo. Su aparición fue motivada principalmente por las amputaciones que se imponían como castigo en la antigüedad, de ahí que las primeras cirugías practicadas fueran reconstrucciones de nariz y labios.

No fue hasta la Guerra Civil (1936-1939) cuando la gran demanda de los mutilados de guerra impulsó el desarrollo de la Cirugía Plástica en nuestro país.

Los inicios

Existen relatos históricos que ubican también los comienzos de la cirugía estética en lugares como el antiguo Egipto, Babilonia y la India, y en todos ellos está presente la rinoplastia como una de las primeras operaciones de esta disciplina.

Posteriormente, en Roma en torno al siglo I a.c., se tiene constancia de que los médicos mejor remunerados eran los que se dedicaban a la eliminación de cicatrices de batallas, y a la reconstrucción de partes del rostro que habían sido dañadas o amputadas en las luchas.

Durante el Renacimiento, las operaciones estéticas se popularizaron en Europa. Se consideraban un orgullo de tradición secular entre algunas familias sicilianas y calabresas. Sin embargo, por parte de la Inquisición, la Iglesia católica y también de los cirujanos de la época, esta práctica fue condenada.

El considerado como “Padre de la Cirugía Plástica Moderna” fue Gaspar Tagliacozzi (1546-1599), profesor de anatomía y cirugía en Bolonia, fue el autor del primer libro de texto de cirugía plástica. Aun así, la sociedad estaba sumida en un período de ignorancia científica y superstición, lo cual no facilitó la difusión de esta práctica.

La llegada de las guerras

En el siglo XIX, en cambio, se sucede un resurgimiento de esta cirugía, probablemente asociado a los avances en la anestesia (el siglo de los cirujanos). Es también el momento en que el término “Cirugía Plástica” se populariza y aparece como tal en diversos escritos. Se considera entonces aplicar procedimientos plásticos para mejorar el aspecto de estructuras faciales, aunque estas no hubieran sido heridas o mutiladas. De todas formas, no se reconoce como disciplina oficial ya que su objetivo no es salvar vidas.

La I Guerra Mundial es el punto crucial donde comienza a reconocerse la importancia de lo que hoy consideramos Cirugía Plástica. El enorme número de pacientes heridos impulsa la organización de centros especializados tanto en Europa como en Estados Unidos.

De estos centros surgen los “padres” de muchas de las técnicas que actualmente se emplean y del instrumental requerido para ellas. Con la paz y la relativa prosperidad del periodo de entreguerras apareció una nueva rama de la Cirugía Plástica: la Cirugía “Estética” o “Cosmética”.

Con la II Guerra Mundial y sus horrores, el campo de la Cirugía Plástica se amplía enormemente y deja de estar confinada más o menos a la reconstrucción maxilofacial.

El origen en España

En España algunos cirujanos generales comenzaron, por interés personal o por necesidad, a utilizar técnicas básicas de Cirugía Plástica en el tratamiento de sus pacientes. Pero no fue hasta la Guerra Civil (1936-1939) cuando la gran demanda de los mutilados de guerra impulsó el desarrollo de la Cirugía Plástica en nuestro país.

En la segunda mitad del siglo XX la Cirugía Plástica crece extraordinariamente desarrollando nuevos procedimientos tanto en lo reconstructivo como en lo estético.

La seguridad anestésica y quirúrgica, la mejora en el nivel de vida y la importancia creciente de la imagen en nuestra sociedad han contribuido al florecer de esta rama. Encontrando actualmente como técnica estética más frecuente la liposucción y en segundo lugar el aumento mamario.

Please follow and like us: